Choose language: Italiano English Fran¸aise Deutsch Español русский Nederlands Magyar Polski Română

RIEGO

Está en: Home » Riego

Ensayos realizados en carretes de manguera

RM, así como algunas empresas miembro de UNACOMA (Unión Nacional de Fabricantes de Máquinas Agrícolas), siempre atenta al desarrollo del sector agrícola con el objetivo de fabricar máquinas de riego cada vez más adecuadas a las necesidades de producción de los agricultores, considera fundamental la inversión continuada para obtener nuevas tecnologías y nuevas soluciones, así como mejorar la técnica y el rendimiento real de las instalaciones. 

Para ello, se han realizado numerosas colaboraciones con entidades y organismos públicos
Una de las primeras colaboraciones ha sido realizada con el Canale Emiliano Romagnolo que ha llevado a la creación de un proyecto de investigación experimental para el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan reducir las necesidades energéticas y mejorar la eficacia de la distribución del agua de las máquinas de riego, incluso en condiciones de viento fuerte.
Esta actividad experimental ha recibido una inversión de aprox. 111.000€ a lo largo del trienio 2003-2004-2005. 

A partir del año 2002 hasta el día de hoy, se han financiado investigaciones cognitivas y actividades experimentales de campo en empresas agrícolas líderes con el objetivo de comparar el riego por aspersión con carrete y el riego por goteo con manguitos, tanto en los cultivos de campo (tomate, patata, cebolla y remolacha) como en cultivos más especializados. La investigación ha considerado los parámetros siguientes: consumo hídrico, consumo energético, costes de mano de obra, coste de adquisición de los equipos, costes de abono así como la producción bruta vendible y la renta neta del cultivo.

Resultados

Los resultados obtenidos han sido relevantes y han proporcionado datos importantes: 

  • el carrete ha resultado ser siempre el sistema de riego menos costoso, tanto en costes de adquisición  como de mano de obra y energía;
  • el riego por aspersión con carrete representa una garantía desde el punto de vista de la productividad y de la rentabilidad de la empresa, en cuanto se requiere una inversión inferior y presenta un riesgo menor, con respecto a las instalaciones de goteo. Asimismo, los valores de las producciones brutas vendibles de los cultivos que utilizan riego con carrete, una vez restados los gastos derivados de las instalaciones y de los costes de riego, presentan una rentabilidad superior.
  • La versión renovada de las máquinas de riego, equipadas con centralitas para la gestión informatizada y sistemas de control a distancia con tecnología digital, ha permitido alcanzar resultados reales en lo referente a ahorro y eficiencia hídrica;
  • la cantidad de agua utilizada en las instalaciones de riego por goteo, en la mayoría de los casos, ha sido superior al uso hídrico del riego con carrete; esto resultados demuestran lo contrario a la información difundida y publicitada;
  • Todos los ensayos han proporcionado valores de producción bruta vendible similares para los dos sistemas de riego (goteo y carrete), con una calidad superior de los productos con riego por aspersión;
  • desde el punto de vista agronómico, en el caso del riego por goteo se registran importantes pérdidas de agua debido a la filtración profunda. El efecto de deslave producido empobrece el terreno de fertilizantes, coloides y sustancias orgánicas;
  • en las instalaciones de riego por goteo, la fertirrigación se convierte en una práctica de cultivo obligatoria y fundamental para restablecer los compuestos químicos que no son retenidos por el terreno y bajan al subsuelo debido a la lixiviación producida por el riego localizado; por lo tanto, esta técnica de cultivo aumenta los costes, reduciendo claramente la competitividad de la producción de las empresas que utilizan este sistema;
  • durante las fases de germinación de la semilla y de auxilio de los cultivos recién trasplantados, la instalación de goteo no resulta útil y comporta un elevadísimo gasto de agua: en estos casos, los agricultores tuvieron que utilizar el sistema de riego con carrete para los cultivos que habían sido preparados con instalaciones de goteo, para la germinación de las siembras de los cultivos trasplantados, en cuanto el riego por goteo no es adecuado para el riego de los cultivos en esta fase vegetativa:  a lo largo del verano 2003, año especialmente seco, algunas empresas utilizaron varias veces el sistema de carrete para el riego de los cultivos de tomate con instalaciones de goteo, con el fin de reducir la caída de los frutos recién formados y el agrietamiento del terreno, debido a las elevadas temperaturas;
  • desde el punto de vista del medio ambiente, al finalizar el cultivo se ha detectado el desuso de las instalaciones de manguitos, que son eliminados después de tan solo tres meses de empleo. En primer lugar, sería necesario investigar a fondo los modos de eliminación del elevado número de manguitos de polietileno, que a menudo no son retirados por empresas especializadas en la gestión de los desechos debido a la elevada  suciedad de los mismos.  Se trata de cantidades enormes: una hectárea de tomate requiere 6.600 ml. de manguitos que, al finalizar el cultivo, son desechados;
  • Desde el punto de vista financiero, es necesario tener en cuenta que el breve ciclo de uso de los manquitos de goteo no justifica la elevada inversión correspondiente que presupone un gasto de aprox. 600,000€. por hectárea, desechados al finalizar el cultivo: se trata de un gasto financiero superfluo que comporta la pérdida de elevadas sumas que no serán utilizadas por las empresas agrícolas para inversiones estables en instalaciones.  Si se considera que, a menudo, se trata de instalaciones financiadas con dinero público asignado con fines productivos, queda claro el incumplimiento de los objetivos de la financiación misma, con el consecuente despilfarro de dinero público;

Conclusión

Considerando que todas las máquinas de riego y sus diferentes versiones representan la herramienta más utilizada por los agricultores en todos los cultivos, tanto en Italia como en el extranjero, para la distribución de aguas negras o líquidos residuales orgánicos, se indican algunas situaciones perjudiciales para fabricantes y productores agrícolas que no presentan justificaciones plausibles suficientes, entre ellas:  

  • medidas de financiación pública de algunas Regiones destinadas exclusivamente a la financiación de las instalaciones de microriego excluyendo, sin justificación alguna, las instalaciones de riego por aspersión y las máquinas de riego;
  • varios consorcios de saneamiento aplican a los agricultores tarifas diferenciadas para el suministro del agua de riego, con importes reducidos para las instalaciones de goteo e importes considerablemente más elevados para las instalaciones de aspersión;
  • organizaciones de productores y asociaciones de OP, en particular para el cultivo del tomate, utilizan las ayudas comunitarias destinadas a los socios para financiar de forma exclusiva la adquisición de instalaciones de goteo, excluyendo los demás tipos de instalaciones de riego y medios técnicos de producción.

En muchos casos, se trata de una discriminación técnica y económica, que demuestra una coerción de las decisiones de los agricultores, con efectos económicos que pueden llegar a ser perjudiciales, y el forzado del mercado de las instalaciones de riego y el consecuente despilfarro de los recursos y daño ambiental. 

Considerando el elevado número de variables agro-pedológicas-ambientales, la difusión de las instalaciones de microriego no debe patrocinarse y financiarse basándose en lugares comunes (gota = ahorro hídrico), sino en estudios agronómicos e investigaciones detalladas de los contextos de aplicación. 

RM está comprometida en la búsqueda continua de herramientas más competitivas capaces de gestionar los recursos hídricos de forma racional y programada cuyo uso proporcione las máximas ventajas a los agricultores.

Bibliografía

Fertirrigación

Ensayo

Marchi